Recepción y Clasificación

El proceso de elaboración del aceite de oliva, apenas ha variado a lo largo de los años, aunque han cambiado las herramientas mecanizándose el proceso para ahorrar tiempo y esfuerzo y mejorar la calidad. De este modo, el aceite de oliva se extrae directamente de la aceituna, utilizando solamente procedimientos mecánicos y físicos, sin que en ningún momento actue la química.

El proceso comienza con la llegada de la aceituna a la almazara en tractores u otros vehículos industriales, dónde el primer paso es clasificarla en aceituna de vuelo o aceituna de suelo.

Limpieza y tratamiento

La aceituna se vuelca en las tolvas de recepción, donde pasa por unas cintas transportadoras a las máquinas limpiadoras de hojas y tierra. Estas máquinas separan las hojas y la tierra de la aceituna mediante aire. Pero si además la aceituna viene sucia, se pasa por las lavadoras, máquinas en la que se separa la aceituna de las piedras u otros objetos mediante flotación, y además, se lava la aceituna para quitarle cualquier residuo que pueda tener. Una vez que la aceituna está limpia, se pasa a la báscula donde se pesa y, mediante unas cintas transportadoras, llega a las tolvas de almacenamiento de aceituna limpia. En estas tolvas, la aceituna se almacena diferenciándola por aceituna de vuelo o de suelo, que previamente se ha separado a la recepción, y posteriormente, será molida también por separado, dando lugar a aceites de distinta calidad.

Elaboración

Desde estas tolvas, la aceituna pasa a los molinos, que son los encargados de “triturar” y moler la aceituna, formando una masa. Esta masa, pasa mediante espirales a las batidoras, donde la masa estará durante el tiempo justo hasta alcanzar la temperatura en la cual, el aceite empieza a separarse de la masa y terminaremos de separarlo en la siguiente fase.

Una vez que la masa se encuentra en el estado adecuado, pasa al "decánter horizontal", donde por fuerza centrífuga, se separa por un lado el aceite y por otro el alpeorujo. Este aceite se pasa luego a una "centrífuga vertical", donde se le separa algunas impurezas que le pudiera quedar. Este aceite ya limpio es el que se lleva finalmente a la bodega.

El alpeorujo sobrante se traslada a las orujeras.

Almacenaje y envasado

En la bodega, el aceite se almacena en depósitos de acero inoxidable. Es en la bodega donde el aceite se analiza para conocer sus características organolépticas y fisicoquímicas, y así poder clasificarlo en cada una de las tres principales categorías de aceite de oliva: aceite de oliva virgen extra, aceite de oliva virgen y aceite lampante.

Finalmente, una vez catalogado, el aceite de oliva Virgen Extra pasa a la envasadora para entregarlo al público en los distintos formatos: vidrio, lata y PET.

Empresa

Bienvenido a la web de Aceites La Dehesa S.L., empresa productora y distribuidora de Aceite de Oliva Virgen Extra con más de 120 años de historia.

Contacto

  • Camino del Nacimiento, s/n. Jódar (Jaén)
  • 953 78 74 90
  • info@aceitesladehesa.com
  • Lunes a Viernes: 08:30 - 14:00 y 16:00 - 20:00.
  • Sábados: 9:00 - 14:00

  • © Copyright 2019 Aceites La Dehesa S.L